¿Cansada de hacer dietas?, Descubre cuáles hormonas son culpable de tú peso

Las hormonas encargadas de regular los procesos metabólicos, mientras el aumento de peso se debe a una falta de actividad física y una dieta desbalanceada, pero también puede deberse a un desequilibrio en las hormonas que regulan nuestro peso.

4 hormonas culpables de tu aumento de peso

 

 Insulina, es producida por el páncreas en respuesta a los niveles de glucosa que se generan por los carbohidratos consumidos. Cuando el cuerpo no tiene suficiente glucosa para trabajar, la insulina libera glucosa para mantener los niveles adecuados. Sin embargo, cuando existe un exceso de carbohidratos esto representa un exceso de glucosa que se convierte en grasa haciendo que aumentes de peso. La causa por la que es difícil perder peso es que mientras haya más glucosa de la debida en el torrente sanguíneo, tu cuerpo utilizará esta energía en lugar de utilizar las reservas de grasa acumulada.

Esta hormona se genera principalmente en el tejido adiposo y trabaja en el hipotálamo, encargándose de regular algunas funciones corporales relacionadas con la saciedad y el apetito. Inhibe la producción de hormonas que incrementan el apetito, estimula las señales de producción de saciedad e incrementa el gasto calórico. Los niveles de leptina pueden modificarse por distintos factores, como dietas estrictas sin supervisión médica, pérdida de peso y estrés. Por lo que una disminución de leptina en el organismo demora los procesos metabólicos, reflejándose en un aumento de peso.

Cortisol, la ‘’hormona del estrés’’ es otra de las culpables del aumento de peso, esta hormona se libera de las glándulas suprarrenales (pequeñas glándulas ubicadas en la parte superior de cada riñón que producen hormonas imprescindibles, incluyendo hormonas sexuales y cortisol) cuando el cuerpo está sometido a altos niveles de estrés o falta de sueño.

 Cuando esta situación se vuelve constante, tu organismo libera el cortisol de manera continua, lo cual tiene consecuencias negativas sobre tu cuerpo. Los altos niveles de cortisol en el organismo conducen al aumento del apetito y por lo tanto aumento de peso.

La grelina es una hormona segregada por el aparato digestivo, su función es preparar a los órganos digestivos para digerir los alimentos. Se encarga también de controlar el apetito, es decir; cuando llevas un periodo largo sin consumir alimentos, esta hormona comienza a trabajar para despertar el apetito. Así que si piensas que para perder peso lo mejor es dejar de comer, estás cometiendo un error, ya que el organismo liberará esta hormona para indicar que tienes que consumir alimento y caerás en los atracones de comida. Lo recomendable es realizar varias comidas al día en porciones pequeñas para mantener estables los niveles de esta hormona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *